Saavedra: Marca de Hojalata

 

saavedra.jpg

Hoy gracias al Link que me paso por chat mi estimado y chilango amigo Rubén ,leyendo mi periódico favorito por supuesto El Norte, me encuentro con este editorial de Javier Alarcón, quien a mi punto de vista personal es el mejor comentarista de deportes de México, ha hecho del Televisa Deportes un panel con diversas opiniones , en fin sera tema de un post más adelante.

Javier Alarcón
7 Mar. 08


Nunca haber sido expulsado en casi 15 años es un acto heroico.

Javier Saavedra ha logrado resistir la tentación de lograr sus objetivos a costa de pasar por alto el reglamento.

Cuando pierde la pelota y tiene al rival a distancia ha preferido no tirar la patada artera, aunque le digan que de haberlo hecho, “son cosas del futbol”.

Los Tigres le han entregado un reconocimiento antes del juego contra América que ha pasado casi inadvertido, como eso no vende ni escandaliza entonces los medios ignoramos toda relevancia que pueda atender a la ética, tan fuera de moda.

Nunca ha sido un crack, pero siempre ha sido titular. Nadie ha creído que sea indispensable, pero es inevitable contemplarle en sus alineaciones.

Por si fuera poca su notoriedad, Saavedra, un gran triunfador de los premios que no “venden”, es el gran perdedor en la historia de nuestras finales, sí, el hombre de la limpieza extrema ha perdido más finales que nadie: ¡Cinco!

El dato hace relevantes a los que buscan ganar a toda costa, es que no es fácil deshacerse con estos datos de la idea de que a mayor trampa, mayor beneficio.

Qué paradoja, el hombre más disciplinado y correcto de nuestro torneo es el gran perdedor. Parece un castigo divino en un mundo de valores éticos invertidos.

Yo sigo creyendo que en casos como éste, donde la estadística no es casualidad, Saavedra es mucho más trascendente por sus juegos sin expulsión que incluso aquellos que han ganado dos o más títulos con el engaño que se aplaude cínicamente como moneda de cambio.

A Javier le va a servir como ejemplo de vida para sus descendientes los juegos sin expulsión, que algunos títulos mal habidos de otros que se confundieron en el camino.

No es difícil descubrir que el jugador de Tigres no ha sido retirado del campo por una cuestión casual, no, es la resultante de un estilo de vida que seguramente va más allá de las canchas, son reconocimientos sin trofeos, aplausos sin público.

El honor puro de competir con lealtad, vigor y responsabilidad. La firmeza de ganar legítimamente y no envuelto en las máscaras del ventajoso para el que todo tiene precio y es negociable.

Cómo me gustaría que Tigres fuera campeón, es que a Saavedra se le acaba el tiempo para demostrar que se puede ser triunfador y ético.

Es muy apreciable que en el deporte lleno de drogas y atajos reglamentarios haya alguien capaz de jugar 441 partidos sin la necesidad de atentar contra nadie y que esté apto para competir con la conciencia tranquila. No tiene precio.

Via: El Norte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s