Historia de los Tigres de la UANL

logo-tigres.jpg

Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, o Tigres, es un equipo de fútbol mexicano, del Estado Nuevo León. Los Tigres juegan en la Primera División de México. El equipo juega de local en el Estadio Universitario, que se encuentra en San Nicolás de los Garza, un municipio del Área Metropolitana de Monterrey.

Historia [editar]

Nacimiento [editar]

Bajo un argumento que parece repetirse en cada uno de los anales de las distintas franquicias deportivas, la formación de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León es el producto de una serie de fusiones de clubes, junto a un incesante debatir histórico entre el triunfo y el fracaso. El Tigres actual, por el que vibra el estadio, al que las porras aúpan con el “¡Tigres!, es un derivado de unas cuantas transformaciones previas.

En 1957, un grupo integrado por Lauro Leal, César M. Saldaña, Manolo Pando y Ramón Pedroza Langarica, fundó el Club Deportivo Nuevo León, el cual era conocido por el apodo de Jabatos. La base de aquel pionero, se constituyó sobre el Deportivo Anahuac, un equipo que recién se había titulado en la llamada Liga del Norte.

Jabatos de Nuevo León, debutó en la Liga en el torneo 1958-59, cuando entró en la Segunda División. En ese nivel, el equipo se mantuvo hasta finales de la siguiente campaña, la 59-60, justo antes de sufrir su primera gran transformación.

En los primeros meses de 1960, los Jabatos dejaron de existir. Múltiples problemas económicos provocaron que el club fuera cedido a la U.A.N.L., donde fue regentado en principio por Ernesto Romero Jasso y Luis Lauro Treviño. El plantel pasó a llamarse Club Deportivo de Nuevo León, A.C. además de adoptar por primera vez en la historia el mote de Tigres y saltar al engramado con el uniforme azul y dorado.

El 7 de marzo la Segunda División aceptó oficialmente el nuevo nombre, con lo cual los flamantes Tigres quedaron listos para enfrentar al Monterrey, en el que fue el primer enfrentamiento de la historia ante su clásico rival, ante el cual perdió 2-0.

Durante dos temporadas completas y dos a nivel parcial se mantuvieron los Tigres en la competencia de la Segunda División. Quizás el logro máximo durante esa primera era felina, fue el avance a segunda ronda logrado en la temporada 1962-63, de la cual fueron eliminados por el Laguna con resultado global de 3-2.

Durante esa misma temporada, la sombra de los problemas económicos reapareció y de nuevo el crecimiento de la franquicia se vio afectado. Así las cosas, el presidente Ernesto Romero Jasso decidió regresar la franquicia al Club Deportivo Nuevo León. El 21 de septiembre de 1962 se firmaron los documentos que legalizaron el retorno de Tigres a Jabatos de Nuevo León, , los cuales fueron gerenciados por un grupo de personajes ligados a la vida industrial encabezado por Alejandro Belden, Lorenzo Milmo, Sergio Salinas, Sergio Belden, Luis Lauro González y Francisco Barrenechea. Cuatro días más tarde, se hizo el anunciamiento oficial del nuevo cambio.

En 1967, luego de una serie de acuerdos, más fusiones y transformaciones, la garra felina se hace presente de nuevo en el escenario del fútbol profesional mexicano, al reingresar en la Segunda División. De nuevo la Universidad Autónoma de Nuevo León, fue el ente que auspició la bienvenida a la manada de gatos grandes y esta vez, para quedarse por siempre.

El Patronato Universitario decidió constituir el Club Deportivo Universitario como asociación civil, con lo cual se concluyó también la construcción del Estadio Universitario, que fue inaugurado el 30 de mayo de 1967.

Los nuevos y actuales Tigres de la U.A.N.L. jugaron por primera vez el 13 de julio de 1967 en el flamante Estadio Universitario. José de Jesús “Triquis Morales hizo historia en aquel cotejo al marcar no sólo el primero, sino también el segundo golazo de un empate a dos con el club Orizaba.

Al fin se abría formalmente la historia de Tigres. Una franquicia que con el apoyo de la U.A.N.L. finalmente pudo establecerse en el balompié mexicano, dentro del cual comenzaría a escribir una emocionante y gloriosa historia.

Los Sesentas [editar]

El primer juego de los Tigres fue el 13 de julio de 1967 por la noche en el Estadio Universitario, donde José de Jesús “Triquis” Morales anotó el primer gol del equipo y con otro suyo empataron 2-2 frente al Orizaba. La primera alienación de esta nueva era fue la siguiente: Gerardo “Pájara” Palacios; Jorge Urdiales, Miguel Zamarrón, Eduardo Cabañas y Humberto Terrón; Jesús Morales y Rómulo Ruiz; Jesús Rodríguez (José Mauro Torres, reemplazado a su vez por José Guadalupe Piña), José de Jesús “Triquis” Morales, Juan Roberto Medina y Juan Alvarado. Su técnico era Augusto Arrasco. En la temporada 67-68, por verdadero milagro los Tigres se salvaron de caer a la Tercera División. Fueron tiempos de zozobra para la escuadra universitaria, no sólo en el aspecto deportivo sino también en el económico. La adversidad parecía rondar al equipo, acostumbrado ya a jugar casi siempre en terreno mojado o bajo la lluvia, con entradas de 50 personas en butaca y 200 en general.

Por esas extrañas circunstancias se acuñó la frase que reflejaba plenamente la situación de los felinos: “Es jueves, juegan los Tigres y llueve”. Ya su primer partido en 67-68, aquél donde el “Triquis” Morales había anotado el primer gol en la brava historia universitaria, fue pasado por agua en el segundo tiempo.

Uno de los juegos más dramáticos en la historia del fútbol regiomontano lo escenificaron Puebla y Tigres en la Segunda División. La última jornada del Torneo de Liga 67-68 en la Angelópolis los Camoteros ganaron a los Felinos con gol de Esquivel y los dejaron con un pie en la Tercera División. Los Tigres se quedaban con 21 puntos y Orizaba tenía 20, pero con un encuentro pendiente contra Celaya. Un día después, los Cajeteros dieron la gran manita a los Tigres con victoria de 2-1 sobre los jarochos y éstos cayeron a la división inferior.

En la Temporada 68-69 los Tigres también sufrieron para mantenerse en la división de ascenso, pero al menos tuvieron una buena satisfacción. Guillermo Arciniegas se coronó como primer campeón goleador de los Tigres y del fútbol regiomontano con 24 dianas. Los Jabatos de Nuevo León descendieron la temporada 1968-69, pero su intención fue regresar cuanto antes al máximo circuito. Por eso mantuvieron casi el mismo plantel para el torneo 69-70 de la Segunda División. Lógicamente, eran favoritos para ganar a los Tigres su primer Clásico de la historia el 15 de agosto de 1969 en el Estadio Universitario. Sin embargo, los Felinos se impusieron 2-0, con golazo de Raúl “Perro” Díaz y Polo Barba.

A partir de la Temporada 69-70, con la presidencia de Roberto Méndez Cáceres, los Tigres vivieron su Época de Oro que los llevó hasta el Máximo Circuito.

En la Temporada 69-70 vinieron a Tigres Pablo “Gorras” Guerrero, Paniagua, Mayorga, Luprecio, Díaz, etc. y como entrenador estuvo al frente del equipo Olidón Mireles. Así, Tigres logró el quinto lugar general siendo la mejor posición en la Segunda División.

Los Setentas [editar]

En 1970 se creó el famoso torneo de México 70. Desde entonces, Tigres estaba en la lucha por el ascenso y terminó en el cuarto lugar. De hecho, el club pudo haber estado más cerca del ascenso a Primera División, de haber aceptado la invitación de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), para participar en un cuadrangular que ascendería a otro equipo, junto con el campeón de aquella campaña 1969-70, el Zacatepec. Días después, la FMF decidió que el equipo número 18 de la Primera División para la temporada 1970-71 saldría de un grupo integrado por Tigres, Puebla, Unión de Curtidores y Nacional de Guadalajara. La directiva de los Tigres argumentaba que la invitación a ese torneo promocional era demasiado precipitada, ya que la Federación sólo daba 48 horas para decidir. Finalmente, con Tigres renegado y fuera del pequeño torneo, Puebla ganaría el mencionado cuadrangular y por ende un ascenso extra por arriba del Nacional, Curtidores y Naucalpan.

En la temporada 1971-72, bajo el mando del peruano Grimaldo González, Tigres clasificó por primera vez a la liguilla titular. Con gol de José Luis Puente, venció 1-0 a Salamanca como visitante y luego avanzó a la final con triunfo de 3-1 en casa. Puente, Langarica y Cornejo anotaron los goles felinos para dejar marcador global de 4-1. Sin embargo, en el juego por el título de ascenso, Atlas fue más que Tigres y se impuso 4-0 en el Estadio Azteca, con anotaciones de Herrera, Berna García, Cedano y Aceves.

En la campaña 72-73 los Tigres repitieron a la liguilla, esta vez bajo el mando de Salvador “Chava’’ Reyes, pero el Irapuato los eliminó con triunfo de 2-1 en el Universitario, con goles de Guevara y Ortiz, mientras que Gerardo Cornejo hizo el único tanto felino. En el partido de visitantes, los “freseros‿ rubricaron su clasificación con gol de Aspeitia en su victoria de 1-0 y global de 3-1 Finalmente, a la tercera fue la vencida. En la temporada 1973-74, José “Ché‿ Gómez guió a los Tigres al título y al ascenso a Primera División. Primero eliminaron al Curtidores con dramático empate 1-1 en León. Luego, en el juego crucial, celebrado el 19 de mayo de 1974 en el Estadio del Tecnológico de Guadalajara frante a los Leones Negros de la UdeG, los aficionados tapatíos recurrieron a la amenaza, al amedrentamiento, en busca de alterar la estabilidad tigrera, creando un infierno. Por eso, a aquél partido se le llamó el “Juego de Terror‿. Sin embargo, aunque los felinos perdieron 2-0, con goles de Zamora y Javán García obtuvieron el campeonato y su instalación en Primera División, con global de 3-2.

En este torneo 1973-74 los Tigres tuvieron también en José Luis Puente, a su segundo campeón goleador con 30 goles. El 13 de julio de 1974 bajo las órdenes de José “Che” Gómez, los Tigres se presentaron para la temporada 1975-76 de la Primera División, enfrentándose a los Rayados del Monterrey. Los Tigres no se amilanaron y lograron sacar un empate de 3-3. El dúo de Claudio Lostaunau y Antonio Jasso fue el primer cambio en la dirección técnica de Tigres. Aquella campaña vio al equipo caer en una racha de 21 partidos consecutivos (16 de Liga y 5 de Copa) sin victoria, un récord negativo que aún perdura en la institución. Con apenas un año en el máximo circuito, los Tigres cimbraron el ámbito futbolístico nacional, cuando inesperadamente se coronaron Campeones de Copa de la temporada 1975-76 derrotando al América, para darle a Monterrey el primer gran título de toda su historia. Tigres terminó también campeón de goleo por equipo con 21 dianas, al tiempo que Alfredo “Alacrán’’ Jiménez se ungió monarca anotador individual con nueve dardos. La conquista del cetro de Copa 75-76 creó grandes expectativas, pero en la Liga de esa temporada (75-76) los Tigres fueron un completo fracaso ya que ni siquiera lograron la clasificación a la ronda final por el campeonato.

La temporada 1976-77 fue una pesadilla. Durante gran parte de esta temporada el club fue el sotanero general, lo que provocó la salida de la dirección técnica de Claudio Lostanau, posteriormente Mario Pérez y al final la llegada del “bombero‿ húngaro Arpad Fékete. El último, pudo sacar a Tigres del último lugar general, pero no pudo evitar la liguilla por el no-descenso, la cual sortearon angustiosamente, para mantenerse en Primera. Para la temporada 1977-78, Tigres fue de lo ridículo a lo sublime, al obtener el campeonato de Liga 77-78, bajo el mando del uruguayo Carlos Miloc. Durante la temporada 77-78, los Tigres llegaron a tener una desventaja de ocho puntos en la jornada 21 con respecto al Monterrey (segundo lugar de grupo), por lo que se les daba por muertos para pasar a la liguilla por el título en el llamado “Grupo de la Muerte‿. Los Rayados llegaban como claros favoritos para el segundo clásico de la temporada contra Tigres, ya que llevaban 12 partidos sin perder. Contrario a los pronósticos, los felinos se impusieron 4-2 y desde entonces no sólo lograron reducir la ventaja que les llevaba el Monterrey, sino que al final Tigres clasificó como segundo lugar del grupo, al sacarle cuatro puntos de ventaja a los Rayados. Ya en la finalísima, los Tigres dieron un gran paso hacia la corona al batir 2-0 con goles del uruguayo Walter Daniel Mantegazza a la UNAM como locales. El 27 de mayo de 1978 en el Estadio México 68, al empatar 1-1 con los Pumas con gol de Mantegazza, Tigres se tituló. Los Tigres realizaron la mejor campaña de su historia con 48 puntos en el calendario regular en la temporada 1978-79, aún bajo el mando del uruguayo Miloc, pero no revalidaron el campeonato. El plantel clasificó a la liguilla por el título, pero no logró pasar a la final.

En la temporada 79-80 Tigres terminó en el octavo general con más goles recibidos que anotados. En esa misma zafra, Tigres sufrió su peor goleada, un 0-7 frente al Atlante. en el mismísimo Estadio Universitario, ante lo que Tigres hizo tres movimientos en su dirección técnica. El brasileño Carlito Peters inició como director técnico, pero fue cesado y su lugar lo ocupó Olidón Mireles, quien a su vez también fue despedido en la liguilla y finalmente Claudio Lostanau entró como técnico para la liguilla final. Tigres en la liguilla dejó fuera a Pumas, América y Zacatepec. En el último partido de la liguilla Tigres necesitaba ganarle al Zacatepec en casa por más de tres goles y que América y Pumas empataran. Tigres finalmente goleó al Zacatepec 4-1, con gran actuación de Azuara, Edú y Barbadillo, al tanto que América y Pumas empataban a cero. Con ésto, los felinos llegaban a su segunda final en tres años. A Tigres le tocaría entonces jugar contra el Cruz Azul, en lo que fue una de las instancias decisivas más dramáticas de todos los tiempos.

El primer juego lo ganó Cruz Azul 1-0 en el Universitario y en el Azteca los cementeros parecían tener el título en su bolsa al ir arriba 3-0. Sin embargo, salió la garra de los Tigres para ponerse 1-3, antes de que Cruz Azul aumentara 4-1. De nuevo salió la casta de Tigres y pusieron el marcador global en 3-4. En aquel angustioso juego, anotaron por Tigres: Barbadillo, Jiménez y Azuara. También el portero Pilar Reyes fue habilitado como centro delantero y de taloncito dio un pase para gol. Ya en tiempo de compensación, Tomás Boy quedó sólo ante el portero Miguel Marín, pero su disparo fue tapado milagrosamente por el “Superman‿ cruzazulino, decretando la coronación cementera.

Aquel 13 de julio de 1980, siempre será recordado por el marcador del Estadio Azteca, el cual anunciaba incesantemente: “Tigres: Este equipo si tiene corazón”.

Los Ochentas [editar]

Como ha sido característico en la historia felina, los Tigres sufrieron rigurosamente de altas y bajas a lo largo de la década de los ochenta, debatiéndose entre el descenso y la gloria.

Sin embargo, la cúspide la alcanzó la escuadra en la temporada 81-82 al alzarse con el título de Campeón de la Liga, la cual no llegó de manera fácil. Mucho tuvo que reñir el elenco dirigido por el técnico Carlos Miloc, aferrándose a la victoria en una final dirimida en un agónico desenlace de tiros de pena máxima frente a los Potros de Hierro de Atlante. Entre campañas de grises actuaciones, los Tigres alcanzaron los cuartos de final en las temporadas 83-84 y 86-87 para salir rápidamente vencidos por Pumas y Monarcas de Morelia, respectivamente. Posteriormente, para cerrar el decenio de manera honrosa, acudieron a su segunda final de copa en la temporada 89-90 luego de coquetear dos años seguidos con el descenso. En esa ocasión cayó inexplicablemente, según muchos, por fallos arbitrales, ante los Camoteros del Puebla.

En el partido de ida, Tigres vencieron por un contundente 2-0 en casa, pero en la vuelta, cuando la copa parecía destinada a los anaqueles del club regiomontano, Puebla arrolló con marcador 4-1 para titularse campeón.

Los Noventas [editar]

Lo que pareció ser un cierre positivo en los ochentas, resultó en oscuros vaticinios para los torneos disputados en los noventas. Los felinos de Monterrey apenas en un par de ocasiones llegaron a cuartos de final, cayendo frente a Esmeraldas de León en la temporada 1992-93 y por los Rayos del Necaxa en 1995-96. Precisamente en esa edición 95-96, los Tigres se adjudicaron el segundo Torneo de Copa de su historia, venciendo contra todos los pronósticos al Atlas de Guadalajara como visitante 1-0 luego de igualar a 1 en el partido de ida. Lamentablemente fue poco lo que duró la alegría en la escuadra de la UANL, ya que gracias a magros desempeños en las previas dos campañas, descendieron a la Primera División ‘A’.

Su pasantía por Primera A, sin embargo, fue breve. En el mismo 96 ganaron el Torneo de Invierno al derrotar en la final al Atlético Hidalgo con resultado global 3-1, ganándose la mitad de su boleto para jugar la final por el ascenso. El siguiente Campeonato de Verano, en 1997, también se coronaron, subiendo automáticamente al Máximo Circuito en tan sólo un año de ausencia, tras vencer a los Correcaminos de la UAT con marcador de 0-1 en el encuentro de ida y una contundente goliza 4-0 en el partido de vuelta.

Aunque el regreso de los Tigres a Primera División fue de los más rotundo, ya en la estando allí las circunstancias variaron diametralmente. Con equipos de igual o superior nivel, los felinos batallaron para encontrar la victoria y por eso, apenas en la séptima fecha del Invierno 97 fue cesado el técnico Alberto Guerra y su lugar lo ocupó el legendario Carlos Miloc. A pesar de ello, tampoco Miloc pudo levantar a los Tigres y lo único memorable fue que rompió el dominio de los Rayados, venciéndolos 3-2, y cortando una racha de 13 juegos sin ganarle al Monterrey en la historia de los clásicos regiomontanos. Esa resonante victoria renovó las esperanzas de los seguidores, soñando con un conjunto felino destinado a los primeros lugares del fútbol mexicano.

Las temporadas de Invierno 98, Verano 99, Invierno 99 y Verano 2000 habían sido un completo fracaso para los Tigres ya que pese a contar un cuadro competitivo integrado por: Luis Hernández, Javier Saavedra, Claudio Núñez, José Luis Sierra, etc.; con técnicos de buena calidad como: Osvaldo Batocletti, Miguel Mejía Barón y Victor Manuel Vucetich; no lograron llegar ni a una reclasificación.

La Actualidad [editar]

Vinieron épocas mejores al mando de Ricardo Ferreti que empezó a construír una plantilla trabajadora con hombres de experiencia como Claudio Suárez y Antonio Sancho como pilares de su equipo, y aunque no se caracterizó por tener un definidor por excelencia, algunas liguillas y un subcampeonato obtenido en casa ante Pachuca en el Torneo de Invierno 2001 fueron los resultados que entregó el brasileño.

Vino después Nery Pumpido que incorporó a Néstor Silvera en el ataque y explotó a plenitud la llegada de Walter Gaitán quien despuntó como el nuevo ídolo felino. Nuevamente en el Torneo de Apertura 2003 el destino ponía a Pachuca en el camino felino, y los tuzos volverían a coronarse en el Universitario.

Vino la época de internacionalizarse al asistir dos veces a la Copa Libertadores donde se lograron buenas actuaciones.

Por los malos resultados obtenidos en las últimas campañas, y el problema de descenso que los Tigres viven, el técnico Américo Gallego fue cesado después de caer 6-1 ante el Pachuca.

Copa Libertadores [editar]

En 2005, los Tigres calificaron a la Copa Libertadores de América, donde enfrentaron al Alianza Lima, Caracas FC y Banfield de Argentina, en los 8os. de final eliminaron al Once Caldas en ese entonces campeon defensor de la Copa Libertadores de América, para después ser derrotado en 4os de final por el São Paulo FC que a la postre seria el campeon del torneo. El defensa felino Hugo Sánchez Guerrero se convirtió en la primer persona nacida en Monterrey en anotar en una Copa Libertadores.

En el 2006 participaron por segunda ocasión consecutiva en la Copa Libertadores. Ubicados en el grupo 4, junto al Corinthians, la Universidad Católica y el Deportivo Cali, los Tigres avanzaron a la siguiente fase con un cardiaco 1-0 frente al cuadro chileno, para posteriormente ser eliminado en serie de penalties por el Libertad después de haber empatado ambos juegos a 0 goles

Afición [editar]

La afición de Tigres es conocida en México como la “más leal” entre los distintos equipos del fútbol Mexicano. Una afición mayoritariamente arraigada en el estado de Nuevo León así como en los estados colindantes, pero en menor número. El título de “mejor afición de México” ha sido ganado en base al récord de asistencia que ha impuesto en los últimos 10 años, al registrar temporada tras temporada un promedio de aproximadamente 42,777 aficionados por partido, lo que significa casi el 100% de la capacidad del Estadio Universitario, convirtiendo a Tigres en el equipo profesional más visto no sólo en el fútbol, sino en todos los deportes profesionales de México.

referencia: http://www.tigres.com.mx/SalaPrensa/Noticias/Articulo.aspx?Num=225

Jugadores [editar]

Categoría principal: Futbolistas Tigres de la UANL

Plantilla 2008 [editar]

No. Posición Jugador
1 POR Cirilo Saucedo
3 DEF Jesús Chávez
4 DEF Flavio Rogeiro mexicano *
5 DEF Fabián Cubero
6 MED Antonio Sancho
7 MED Jesús M. Malacara
8 MED Alejandro Villalobos
9 DEL Blas Pérez
10 DEL Gastón Fernández
11 MED Guillermo Marino
15 MED Mario Ruiz
16 DEL Lucas Armando Lobos
17 DEF Jesús Alejadro Palacios Olague
18 MED Lucas Ayala mexicano *
 
No. Posición Jugador
19 POR Adrián Zermeño
20 DEF Hugo Sánchez Guerrero
22 MED Enrique Escudero
23 DEF Javier Saavedra
24 DEF José Rivas
26 DEL Francisco Fonseca
27 DEF Diego Alfonso Martínez
28 DEF Edgar García
29 DEL Carlos Esquivel
39 DEL Emmanuel Cerda
43 DEF Jesús Molina
59 DEL Jonathan de León
85 DEL Jonathan Arenas

* Naturalizado mexicano.

Campeones de goleo [editar]

Palmarés [editar]

Torneos nacionales [editar]

Torneos internacionales amistosos [editar]

Filiales [editar]

Tigres de Reynosa [editar]

Artículo principal: Tigres de Reynosa

Véase también [editar]

Enlaces externos [editar]

Campeonato de 1982
Año Técnico Nacionalidad
1974-1975 José “Che” Gómez Argentino
1975-1977 Claudio Lostaunau Peruano
1977-1979 Carlos Miloc Uruguayo
1979-1980 Carlos Peters Brasileño
1981-1983 Carlos Miloc Uruguayo
1983-1985 Jose Etchegoyen Uruguayo
1985-1986 Manuele Lapuente Mexicano
1986-1988 Carlos Miloc Uruguayo
1988-1989 Hugo Fernández Uruguayo
1989-1992 Carlos Reinoso Chileno
1992-1994 Francisco Avilán Mexicano
1994-1995 Jorge Vieira Brasileño
1995-1996 Víctor M. Vucetich Mexicano
1996-1997 Alberto Guerra Mexicano
Verano 98 Carlos Miloc Uruguayo
1998-1999 Osvaldo Batocletti Argentino
Invierno 99 Miguel Mejía Barón Mexicano
Verano 2000 Víctor M. Vucetich Mexicano
2000-2003 Ricardo Ferreti Brasileño
2003-2004 Nery Alberto Pumpido Argentino
2005 Leonardo Álvarez Mexicano
Apertura 2005 Osvaldo Batocletti Argentino
Clausura 2006 Ricardo Ferreti Brasileño
Apertura 2006 José Luis Trejo Mexicano
Clausura 2007 Mario Carrillo Mexicano
2007-2008 Américo Gallego Argentino
2008- Manuel Lapuente Mexicano

Anuncios

Un comentario sobre “Historia de los Tigres de la UANL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s